miércoles, 13 de marzo de 2013

La carencia de eubolia enervó al Presidente.

El grave problema que tuvo el Presidente Chávez es que carecía de la preciosa virtud de la EUBOLIA tan indispensable en el ejercicio de la política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada